Agente marítimo (también llamado consignatario de buques o ship broker), es la persona o empresa que representa al propietario o explotador del buque y realiza los trámites relacionados con la entrada, permanencia y salida del mismo del puerto. También consigue cargas para los buques.

La existencia del agente marítimo resulta de la necesidad que tiene el buque para la atención de la tripulación y la carga, como también dar claridad y certeza a quienes se sirven de esta vía o desempeñan actividades relacionadas, como son los usuarios y/o autoridades públicas. Un agente marítimo puede circunscribir su función básicamente a la atención que demande la nave en puerto, bajo esta circunstancia la relación entre el propietario de la carga y el agente es indirecta.

Agente de carga internacional: Persona jurídica inscrita ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, para actuar exclusivamente en el modo de transporte marítimo, y cuyo objeto social incluye, entre otras, las siguientes actividades: coordinar y organizar embarques, consolidar carga de exportación o desconsolidar carga de importación y emitir o recibir del exterior los documentos de transporte propios de su actividad

Conocimiento de Embarque: Es el recibo que prueba el embarque de la mercancía. Sin este título no se puede retirar la mercancía en el lugar de destino. De acuerdo al medio de transporte toma el nombre específico (Conocimiento de embarque marítimo o "Bill of Lading" o conocimiento de embarque aéreo ("Airwail", guía aérea, si es por vía aérea).

Son escasos los pronunciamientos o legislaciones en este tema, España se encuentra entre los pocos países donde parte de esta discusión eventualmente se ha dado, debido a algunas decisiones judiciales donde se atribuyó algún tipo de responsabilidad solidaria al agente. Gracias al debate que estos escasos pronunciamientos desataron, el tema fue clarificado por una Sentencia del Tribunal Supremo donde se afirmó la no solidaridad del Agente o consignatario de buques.

El naviero es quien ejecuta el transporte y es quien tiene bajo su control la mercancía desde que la recibe en el puerto de carga hasta que hace su entrega en el lugar establecido en el contrato. El Agente no es parte del contrato de transporte, de hecho el agente en el puerto de carga finaliza sus funciones antes de que se dé comienzo al contrato de transporte.

El naviero es quién decide la ruta y la carga que admite, contrata y despide a la tripulación, se encarga del mantenimiento del buque, puede vender el buque e incluso llegar a hacer abandono del buque. La actividad del agente se encuentra limitada a gestiones administrativas en el puerto, no interviene para nada en la ejecución del transporte, no tiene el control de las mercancías durante el mismo ni directamente ni a través de empleados, no tiene poder de decisión alguno en cuanto a la ruta a efectuar, el tipo de mercancía a transportar, tripulación a emplear, ni de los términos de transporte o tipo de operación portuaria requerida, etc.

El agente no es propietario del buque ni lo fleta por lo tanto no puede ni venderlo ni abandonarlo. Los servicios que presta no son la realización del transporte, sencillamente porque el no lo realiza.